Además de la tranquilidad de las instalaciones y de los alojamientos en El Tiempo Recobrado, nuestro entorno privilegiado ofrece también multitud de lugares de interés y actividades para invitados de todas las edades y preferencias.

Compartimos contigo algunas de las más populares, pero si quieres descubrir lugares que no aparecen en las guías…

Si te apetece perderte por pequeños pueblos casi abandonados, de una arquitectura casi primigenia… Si quieres dejarte llevar por el sonido de las cascadas en un bosque de hayas…  Si te gusta llegar en bicicleta hasta esos rincones a los que ni el asfalto llega… Si “necesitas” caminar recorriendo montes de castaños frondosos y centenarios… Solo tienes que decírnoslo. Tenemos toda la información que necesitas.

 

01 / 02 / 03 / 04 / 05 / 06 / 07 / 08 / 09

EL BIERZO

01

Castillo Templario de Ponferrada

Entre los ríos Sil y Boeza, lugar de encuentro de peregrinos desde el siglo XI y de caballeros de la orden del Temple, se encuentra “Pons Ferrata” (Puente de Hierro) o Ponferrada.

En esta monumental población podrás visitar la Basílica de la Encina, la Torre del Reloj, vestigio de la muralla que rodeaba la ciudad, el Palacio de los Condes de Toreno, el convento de las Madres Concepcionistas y sus dos iglesias: Santo Tomas de las Ollas y Santa María de Vizbayo.

02

Monumento Natural Las Médulas

Fascinante ejemplo del genio de la ingeniería romana aplicada a la explotación aurífera, el Monumento Natural de Las Médulas se encuentra a tan solo quince minutos de El Tiempo Recobrado.

Un silencioso tributo al agua, las rojizas y sinuosas formaciones naturales de Las Médulas han sido declaradas Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Un paraje único, al que siglos atrás llegaron los romanos en busca de oro. Convencidos de su existencia, removieron millones de toneladas de tierra mediante el procedimiento conocido como “Ruina Montium”, por el que montañas enteras quedaban reducidas a barro…y un poco de oro.

El resultado fue un paisaje único de extraordinaria belleza: Las Médulas. Antes de adentrarse en ese mundo singular podrás visitar también el Castillo de Cornatel y el Lago Carucedo.

03

Ruta por el Valle del Silencio

Tras entrar en Ponferrada, la carretera cruza el puente sobre el río Boeza y deja la capital del Bierzo camino de las tierras del Oza. Pasados San Esteban, Valdefrancos y San Clemente, se inicia una pronunciada subida hacia Montes. El monasterio de San Pedro, cuyos restos se alzan orgullosos en medio de un sugerente paisaje, tienen su origen en el siglo VII. Pese a su estado, el conjunto ofrece un aspecto impresionante…

El Valle del Silencio, con sus paisajes abruptos de rocas calizo-marmóreas, aparece a los pies del imponente pico Aquiana, en los montes Aquilianos, bordeando la cuenca del Oza.

Allí, dice la leyenda que San Genadio intentaba meditar en su cueva, pero el murmullo del río no le permitía concentrase. Enfadado, el santo golpeó el suelo con su cayado y ordenó al río: «cállate». El río dejó de hacer ruido. De ahí el nombre del valle.

04

Monasterio de Carracedo

A tan solo 5 minutos de El Tiempo Recobrado se encuentra el Monasterio de Carracedo, monasterio cisterciense fundado en el siglo X para cobijar a los monjes procedentes de cenobios arrasados por Almanzor.

Declarado Monumento Nacional desde 1929, alberga entre sus muros una historia rica en acontecimientos y en arte.

Salvadas de la ruina se muestran tres de las estancias con restos del esplendor pasado: la sala capitular, la cocina de la reina y el hermoso belvedere, de reminiscencias prerrománicas asturianas.

05

Villafranca del Bierzo

Villafranca del Bierzo, a 6 Km de El Tiempo Recobrado, conocida antaño como Burbia, fue un asentamiento castreño y romano. Son muy recomendadas las fascinantes visitas guiadas a sus iglesias y conventos: la Iglesia de Santiago, cuya Puerta del Perdón, entre la hermosa portada románica, se abre cada año Xacobeo, al igual que su hermana mayor en Compostela.

La iglesia de San Francisco, el Convento de San Nicolás, La Colegiata, La Anunciada… todas ellas, fuentes de secretos e historias de un pasado fascinante que no te puedes perder.

06

El Camino de Santiago

El Tiempo Recobrado se encuentra a tan sólo 4 km del Camino de Santiago. Te ofrecemos la posibilidad de utilizar nuestras instalaciones durante las tres etapas en las que cruzarás El Bierzo.

Nuestro equipo te recogerá en el punto de llegada y te llevará hasta el de salida al día siguiente sin coste alguno. Además del alojamiento, podemos prepararte cena, desayuno y, si lo deseas, la comida para llevar. Desde las puertas del Bierzo, sentirás que el final, “el Finis Terrae”, está cada vez más cerca.

** Por favor, consulta nuestras especiales condiciones.

07

Visitas a Bodegas locales

El Bierzo, tierra de viñas y vinos.

Un paisaje modelado por los siglos, el agua y la luz. Suaves colinas cubiertas de cepas que, generosas siempre, entregan su fruto como premio a un trabajo dedicado a mimarlas. El Tiempo Recobrado se encuentra en el centro de una zona vinícola por excelencia, con D.O. propia (Bierzo). Si eres amante de la gastronomía y del enoturismo, una actividad obligada son las catas de vino en las casi 80 bodegas locales en nuestra comarca. Todas ellas, ponen a disposición de nuestros clientes sus instalaciones y su personal para introducirles en el apasionante mundo del vino.

Mencía y Godello, en concreto, son dos de las uvas que dotan de carácter a los vinos de El Bierzo y que son internacionalmente reconocidas por su altísima calidad. Desde El Tiempo Recobrado nos sentimos muy afortunados de poder ofrecer visitas guiadas por el propio bodeguero por sus viñas y bodegas. Y como colofón, él mismo oficia el maridaje de vinos y platos en nuestro comedor.

¿Y por qué no combinar el senderismo y el cicloturismo con tu pasión por los vinos? Visita nuestras bodegas locales, descubre las ermitas, monasterios y poblados medievales, y adéntrate en bosques encantadores de robledos y hayas. Inolvidable.

08

Los artesanos de la lana de la Val de San Lorenzo

A tan solo una hora de distancia de El Tiempo Recobrado, se esconde una de las cunas de la artesanía textil de la península: la Val de San Lorenzo.

La escasez de producción agrícola de esta bella localidad en plena Maragatería leonesa obligó a sus habitantes a dedicarse a otras labores.

Algunos, apostaron por la Arriería, transportando mercancías en sus carruajes o caballerías. Otros, optaron por la tradición casera del tejido del lino y lana. Desde hace ya muchas generaciones, la artesanía textil ha sido una fuente de ingresos y trabajo muy importante para las economías familiares de la Val. La llegada del «telar» a estas poblaciones por allí por el 1858 dio lugar a la elaboración de mantas y otras prendas de una forma más productiva.

Los últimos de una tradición centenaria, los artesanos de la Val de San Lorenzo siguen desarrollando el proceso completo de transformación de la lana de la misma manera lenta y laboriosa que se hacía hace más de un siglo. ¡Visítalos y apoya la economía de la comarca!

09

Rutas monumentales y naturales, de día y de noche

En El Bierzo, madera, piedra y pizarra se mimetizan con el entorno, cobijándose entre castaños, robles y encinas… Si eres amante de las rutas naturales, tus opciones son infinitas, de día y de noche. Encontrarás lugares mágicos desde donde observar las estrellas. En tus  recorridos descubrirás vestigios del pasado, monasterios, castillos, castros celtas y romanos, ferrerías y molinos… Caseríos de gran riqueza arquitectónica, reflejo de la identidad de la comarca.

Pasarás por casas señoriales, callejones adoquinados, plazas mayores…Y volverás a adentrar en bosques de castaños centenarios, laderas tapizadas de viñas, cascadas en hayedos… Porque la naturaleza y la huella del hombre han estado siempre estrechamente vinculados en El Bierzo de ayer. Y lo seguirán estando, si todos cuidamos nuestro maravilloso entorno.

Nuestro proyecto tiene ya 15 años de vida. En ese tiempo nuestros invitados nos han confirmado que, efectivamente, lo que buscan Serenidad… Contacto con la Naturaleza… Un retorno a la vida Slow… Una buena relación calidad-precio… Y nosotros nos sentimos muy afortunados de poder ofrecérselo:

¿Y tú? ¿Nos acompañas a otra era?

¡Te esperamos!